Download E-books Autobiografía PDF

By Jorge Luis Borges

L. a. Autobiografía de Jorge Luis Borges, escrita originalmente en inglés con l. a. colaboración de Norman Thomas di Giovanni, fue publicada por primera vez en 1970 en l. a. revista the hot Yorker. Concebida como una guía biográfica que acompaña y a l. a. vez esclarece los angeles evolución literaria de Borges desde los angeles precoz erudición hasta su definitiva consagración common, l. a. obra obtuvo un éxito rotundo que le valió ser traducida de inmediato al portugués, el italiano y el alemán. Es por otra parte el texto más extenso que Borges haya escrito y cada una de sus páginas irradia en el estilo aparentemente sencillo de su última producción l. a. inteligencia, el humor sutil y l. a. perfección en el uso del lenguaje que lo distinguen. Los especialistas en l. a. obra de Borges los angeles han considerado una pieza basic para establecer cualquier tipo de interpretación crítica. En el año del centenario de su nacimiento, por primera vez se presenta en versión completa en español este «retrato intelectual y moral» que Jorge Luis Borges hizo de su propia vida.

Show description

Read Online or Download Autobiografía PDF

Best Autobiography books

Lost Years: A Memoir 1945 - 1951

The English author Christopher Isherwood settled in California in 1939 and spent the warfare years operating in Hollywood movie studios, instructing English to ecu refugees, and changing to Hinduism. by the point the struggle ended, he learned he used to be now not lower out to be a monk. along with his self-imposed wartime vigil at the back of him, he careened right into a lifetime of frantic socializing, expanding dissipation, nervousness, and, ultimately, depression.

Assisted Loving: True Tales of Double Dating with My Dad

What might you do in the event that your eighty-year-old father dragged you into his hell-bent hunt for brand spanking new love? a number of months after the dying of his spouse, Joe Morris, an affable, eccentric octogenarian, wishes a alternative. If he can get a brand new hip, he figures, why now not a brand new spouse? initially, his skeptical son Bob (whose personal love existence is a catastrophe) is appalled.

Slow Getting Up: A Story of NFL Survival from the Bottom of the Pile

Nate Jackson’s gradual Getting Up is an unvarnished and uncensored memoir of daily life within the preferred activities league in America—and the main harmful to its players—the nationwide soccer League. After taking part in collage ball at a tiny department III university, Jackson, a receiver, signed as a unfastened agent with the San Francisco 49ers, prior to relocating to the Denver Broncos.

The Autobiography of Eleanor Roosevelt

A candid and insightful examine an period and a existence throughout the eyes of 1 of the main striking american citizens of the 20th century, First woman and humanitarian Eleanor Roosevelt. The daughter of 1 of recent York’s such a lot influential households, niece of Theodore Roosevelt, and spouse of President Franklin Delano Roosevelt, Eleanor Roosevelt witnessed one of the most striking many years in glossy heritage, as the United States transitioned from the Gilded Age, the revolutionary period, and the melancholy to global battle II and the chilly struggle.

Additional info for Autobiografía

Show sample text content

Traté de hacerle entender que el anglosajón es para mí una experiencia tan íntima como mirar una puesta de sol o enamorarse. Allá por 1954 empecé a escribir textos breves: ejercicios y parábolas. Un día, mi amigo Carlos Frías, de Emecé, me dijo que necesitaba un libro nuevo para los angeles serie de mis supuestas «obras completas». Le dije que no tenía ninguno, pero Frías insistió. «Todo escritor tiene un libro —dijo—. Sólo necesita buscarlo. » Un domingo, revolviendo en los cajones de casa, empecé a descubrir poemas y textos en prosa que en algunos casos se remontaban a los angeles época de mi trabajo en «Crítica». Esos materiales dispersos —organizados, ordenados y publicados en 1960— se convirtieron en El hacedor. Para mi sorpresa, ese libro —que más que escribir acumulé— me parece mi obra más own, y para mi gusto l. a. mejor. l. a. explicación es sencilla: en las páginas de El hacedor no hay ningún relleno. Cada pieza fue escrita porque sí, respondiendo a una necesidad inside. Al preparar ese libro ya había comprendido que escribir de manera grandilocuente no sólo es un mistakes sino un blunders que nace de los angeles vanidad. Creo con firmeza que para escribir bien hay que ser discreto. En l. a. última página del libro conté l. a. historia de un hombre que se propone los angeles tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de naves, de torres, de caballos, de ejércitos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ha trazado l. a. imagen de su cara. Quizá sea ése el caso de todos los libros; sin duda es el de este libro en specific. V. Años De Plenitud los angeles fama, como los angeles ceguera, me fue llegando poco a poco. Nunca los angeles había esperado, nunca los angeles había buscado. Néstor Ibarra y Roger Callois, quienes a principios de l. a. década del cincuenta se atrevieron a traducirme al francés, fueron mis primeros benefactores. Sospecho que su trabajo de pioneros preparó el terreno para que compartiera con Samuel Beckett el Premio Formentor en 1961, ya que hasta que fui publicado en francés yo period casi invisible, no sólo en el external sino también en Buenos Aires. A consecuencia de ese premio, de l. a. noche a los angeles mañana mis libros brotaron como hongos por todo el mundo occidental. Ese mismo año, bajo los auspicios de Edward Larocque Tinker, fui invitado como profesor visitante a los angeles Universidad de Texas. period mi primer encuentro físico con Norteamérica. De alguna manera, debido a mis lecturas, siempre había estado allí. Pero tuve una extraña sensación en Austin, oyendo a los obreros que cavaban una zanja hablar en inglés, idioma que hasta entonces creí negado a esa gente. De hecho, Norteamérica había adquirido stories proporciones míticas en mi imaginación, que me asombraba sinceramente encontrar allí cosas tan comunes como yuyos, barro, charcos, caminos de tierra, moscas y perros vagabundos. Aunque a veces sentíamos nostalgia, sé que mi madre y yo terminamos amando a Texas. Ella, que siempre loatheó el fútbol, llegó a alegrarse de nuestra victoria cuando los «Longhorns» derrotaron a sus vecinos los «Bears».

Rated 4.25 of 5 – based on 28 votes